El Blog del Centre Mèdic - Centre Medic Catalonia

Tel. 93 215 37 93
Vaya al Contenido

Infiltraciones con corticoides, ¿buenas o malas?

Centre Medic Catalonia
Publicado por en Traumatología ·
La finalidad de las infiltraciones locales intra articulares, musculares, o peritendinosas es la de inyectar un antiinflamatorio con efecto analgésico (inmediato o retardado) que actúe localmente para la mejoría de un proceso inflamatorio local.

Existen diferentes productos para las infiltraciones locales: corticoides, corticoides de acción retardada, productos homeopáticos, anestésicos locales solos o asociados a los anteriores productos... La indicación de cada uno variará en función de la patología.

Bien, pero ahora viene el tema controvertido y una pregunta frecuente en nuestras consultas. 


A la pregunta de si las infiltraciones son buenas o malas, siempre respondo a mis pacientes con otra pregunta similar: el vino ¿es bueno o malo?

Sabemos que los cardiólogos recomiendan tomar media copa de vino en las comidas para disminuir el riesgo de infarto de miocardio, pero si tomamos tres copas de vino en todas las comidas seremos considerados alcohólicos.

Por tanto, una buena indicación terapéutica a la dosis adecuada contribuirá a una mejoría del proceso inflamatorio. Una mala indicación o una dosis inadecuada podría ser perjudicial para el paciente.

Las ventajas fundamentales de las infiltraciones son el efecto relativamente inmediato en zonas de pobre vascularización, donde la respuesta biológica a los antiinflamatorios locales es pobre, y el efecto analgésico inmediato producido por la combinación con anestésico local. Otra ventaja es que la mayoría de ocasiones sólo son necesarias una o dos infiltraciones para la remisión del proceso.

Las indicaciones serían tendinitis agudas o crónicas, sinovitis articulares, brotes reumáticos articulares, artritis, dedos en resorte, contracturas musculares severas (lumbalgias agudas, cervicalgias...) y algunas otras.

Las principales contraindicaciones serían pacientes inmunodeprimidos, procesos infecciosos, heridas y otros que el profesional debe tener en cuenta. Adicionalmente, hay que controlar el azúcar en sangre en pacientes diabéticos y la tensión arterial en los hipertensos.

Por tanto, y como conclusión, las infiltraciones locales con corticoides pueden ser claramente beneficiosas para el paciente, siempre que estén cuidadosamente indicadas por los profesionales médicos y en las dosis adecuadas, y pueden ser perjudiciales si las dosis o las indicaciones no son las precisas.


Regreso al contenido